Archive for 29 agosto 2008

El purgatorio del deporte de Lleida

Viernes, 29 agosto 2008

Para una entidad deportiva, en especial desde que los clubes son sociedades anónimas deportivas, cada Junta General de Accionistas (o Asamblea de Socios) es una especie de Check-Point. Los directivos han de pasar cuentas del ejercicio pasado y presentar las perspectivas para la siguiente temporada. Y es algo difícil contentar a todos. Siempre se prodcen desviaciones presupuestarias con el objeto de lograr mejorar la posción a final de temporada. Recuerdo en una de esas Juntas, un accionista nos dijo en el momento de aprobar el presupuesto: “mientras que no os gastéis más de lo que decís…”

Pero el deporte en España pasa por una grave crisis. No me refiero a crisis deportiva: seguimos teniendo las mejores ligas europeas en un buen número de deportes (fútbol, baloncesto, hockey…) y buenos deportistas individuales, como Rafa Nadal. Me refiero a crisis económica. Y mucho anterior a la crisis que estamos viviendo en este momento, y quizá por ello más importante. Quizá se trate de una crisis estructural, de modelo de negocio, que sólo algunos clubes han sabido detectar y corregir.

La Vanguardia, 29 de diciembre de 2006

La Vanguardia, 29 de diciembre de 2006

Pues bien, el día después de la Junta General de Accionistas de la temporada 2005-2006 del Lleida Basquet, Josep Felis, que cubre la información del Lleida Basquet para La Vanguardia y para El Mundo Deportivo, publicó este artículo, tratando de hacer balance de lo que ha sido y es el deporte de élite en Lleida. A mí me dio mucho que pensar, y a raíz de las relaciones que él destaca, traté de detectar otras ciudades que se encuentran en la misma situación. A pesar de que el artículo ya tiene un año y medio, la situación no ha mejorado para ninguno de los clubes de Lleida.

Ya se lo había oído de viva voz a Àngel Ros, alcalde de Lleida. Las administraciones públicas deben dedicarse al deporte de base, a través de subvenciones, y las empresas al deporte profesional de élite, a través de contratos de patrocinio. Pero los recursos que pueden aportar unos y otros son siempre escasos, y el precio del deporte siempre aumenta.

En concreto, en Lleida hay fútbol, baloncesto, hockey, voley y balonmano femenino, sin contar el baloncesto femenino de La Seu d’Urgell. Y todos los clubes ven como año a año no logran cubrir unos presupuestos que crecen muy por encima de los IPC’s que tiene que hacer frente cualquier otra empresa. Y así se llega al colapso.

Hasta ahora, los clubes trataban de paliar sus déficits históricos mediante complicadas operaciones inmobiliarias, con el visto bueno de las administraciones locales, y con la excusa de dotar a la ciudad y al club de una ciudad deportiva donde formar jóvenes deportistas. Pero esto parece que ha pasado ya a la historia, además de no ser del todo transparente ni competitivo en relación al resto de clubes. Si no logramos reinventar el modelo de negocio de las entidades deportivas, el deporte tal y como lo conocemos hoy podría tener una fecha de defunción. Todavía no se han logrado aplicar criterios de sostenibilidad a largo plazo, y muchas veces el corto plazo no deja trabajar en los planes que den consistencia y continuidad al club.

El Depor, Repsol y el Athletic

Martes, 26 agosto 2008

Acabo de ver que he recibido una visita de alguien que buscaba “el sponsor del depor sera caixa galicia” (sic) y me lanzo de lleno a buscar la noticia en la web del Depor

Y me encuentro con este artículo, que firmaba José Manuel Ponte para La Opinión A Coruña el pasado 19 de agosto de 2008.

El Patrocinio de Repsol

Un contertulio del café, que además de aficionado al fútbol gusta de anotar todo aquello que le parece curioso, me manifiesta su enfado por el hecho de que la empresa petrolera Repsol haya firmado un contrato de patrocinio publicitario con el Athletic de Bilbao. Dado que el equipo vasco se había negado desde su fundación a poner anuncios sobre su camiseta, creí que la causa de su enojo tenía algo que ver con la quiebra de una gloriosa tradición. Intenté convencerle de que el idealismo en el deporte profesional es cosa del pasado y le puse como ejemplo al movimiento olímpico, que estaba al borde de la quiebra hasta que el señor Samaranch entregó la llave del negocio a las empresas multinacionales. No satisfecho con la contundencia de ese primer argumento, le hice un elogio de la admirable trayectoria de ese equipo que, además de acreditar un impresionante número de títulos en el pasado, tiene el mérito enorme de haberse mantenido siempre en Primera División pese a la limitación de no contar en su plantilla más que con jugadores vascos. Y ya iba lanzado recitando los nombres de los legendarios jugadores que habían vestido la gloriosa casaca roja y blanca desde Zarra, Panizo y Gaínza hasta los más cercanos Carmelo, Garay, Iríbar, Mauri y Maguregui, cuando me frenó en seco.
“No iba yo por ahí -dijo muy serio-. Me refiero al hecho lamentable, de que una empresa petrolera de carácter nacional escoja patrocinar a un equipo determinado y se olvide de otros con los que quizás tiene los mismos y aún mayores compromisos morales o deudas de gratitud”.
“Son las leyes del mercado”, le repliqué con la clásica monserga capitalista.
“Parece mentira que digas eso
-sonrió con suficiencia-. Todos sabemos que Repsol tiene instalaciones cerca de Bilbao y que Josu Jon Imaz, ex presidente del PNV y seguidor del Athletic, es ahora consejero delegado de la petrolera. Pero todos sabemos también que Repsol tiene una refinería en
A Coruña que da mal olor, que ocupa amplio espacio en el puerto de esa ciudad y que el Estado le está construyendo otro puerto a su conveniencia en Arteixo. Además, la presencia de Repsol ha coadyuvado a provocar varias catástrofes ecológicas al naufragar algunos de los petroleros que la servían. A todo esto, el equipo local está sin patrocinador. ¿Me quieres decir cuáles son las razones para que Repsol prefiera ayudar al Athletic de Bilbao y se olvide por completo del Deportivo? Es como si Citroën, que está instalada en Vigo, patrocinase al Valencia en vez de al Celta. O que Reganosa, en vez de intentar hacerse la simpática en Ferrol patrocinando al Racing, le diese anuncios al Cádiz”.
Quedé apabullado. Las discusiones de fútbol en el café se complican cada vez más. Ya no vale con ver los partidos, leer la prensa y opinar. Además de eso hay que saber de política y de economía. Un rollo.

Esta opinión, que alguno destaca que no es del todo exacta (en cuanto al patrocinador, que resulta ser Petronor, flial de Repsol, como destaca Andrés Rodríguez) encaja con algún post mío en el que hablaba de la estrecha vinculación que existe entre las ciudades y el deporte. En concreto, me parece muy importante que las empresas que se benefician de las infraestructuras y personas de una determinada población, colaboren con entidades sociales y de promoción de la ciudad, como puede ser un club deportivo.

Marta Domínguez, Oro en 3.000 metros obstáculos en Pekín 2008

Jueves, 21 agosto 2008

El 17 de agosto, Marta Domínguez disputaba la final de 3.000 metros obstáculos en Pekín. Y el tramo final se ponía muy interesante… Estaba recuperando posiciones y podía luchar seriamente por el bronce o incluso por la plata… Pero un imprevisto rompió todas las esperanzas de una nueva medalla para el equipo español, a falta de 200 metros para la meta.

Pero en verdad fue una gran victoria. Depués de cuatro intentos (en Atlanta 1996 no pasó la ronda, en Sydney 2000 enfermó, en Atenas 2004 no participó por lesión, y Pekín 2008 por la caída) Marta no ha logrado la ansiada y bien merecida medalla. Pero demostró todo lo que es el deporte. Lo más grande y lo más pequeño. Toda una escuela para la vida.

Cuando cualquier otro hubiera roto en lágrimas, lamentándose de su mala suerte, échando las culpas a un sinfin de pequeños detalles, ella supo tomar con alegría y optimismo su caída. Transmitió con esa sonrisa que se puede disfrutar con el deporte, y que verdaderamente “lo importante es participar”. No sólo hay que luchar por el oro, por ganar un campeonato, por mejorar la marca, por ser más rápido… sino que el deporte tiene que ser el vehículo con el que mejorar como persona, nos tiene que ayudar a ser más humanos y menos “tecnicistas”. Es una escuela de superación personal, más que competencia. “Doy las gracias a toda la gente que me ha ayudado. No me arrepiento de lo que he hecho, el 3.000 obstáculos es una prueba muy bonita, un nuevo reto para mí y voy a seguir trabajando para dominarla“, recalcó Domínguez después de la prueba

RTVE ofrece un video con toda la entrevista e imágenes del tramo final de la carrera, aquí.

De hecho, el entrevistador le dijo: “Si haces una escuela para aprender a vivir, yo me apunto

Tunk de OroDe verdad, nos ha dado todo un ejemplo del que debería aprender mucha gente: deportistas y no deportistas. El espíritu olímpico en estado puro. Por todo ello, le he concedido el primer Tunk de Oro.

El Valencia y su esponsor

Sábado, 16 agosto 2008

Es cierto que en verano, las noticias deportivas hablan sobre fichajes y rumores. Pero en los clubes es tiempo de análisis y planificación económica. Por un lado, hay que acabar de cerrar las cuentas del ejercicio pasado para poder presentar un resultado aceptable (al margen del resultado deportivo). Y por otro lado, hay que poner en marcha una nueva campaña: captación de socios, confección del presupuesto, fichajes y refuerzos, planificación de los equipos de base…

Ha saltado a los medios, el desencuentro que existe entre el Valencia Club de Fútbol y su primer esponsor: Valencia Expierence. Se trata de una marca que aglutinaba a un grupo de empresarios amparados en el anonimato y unidos con el fin de aprovechar el tirón turístico que experimentará la ciudad con la celebración de eventos multitudinarios como la Fórmula 1, la Copa América o las Fallas, como explica el Deportista Digital. Llama la atención que un grupo de empresarios “anónimo” sea capaz de reunir, a priori, una cantidad de 6 millones de euros anuales para el patrocinio. Y también que sea una apuesta personal de Jesús Wollstein, ex Consejero Delegado de la entidad. Y también que esta marca, que “dispone” de 6 millones de euros para un patrocinio de Primera División, no tenga una web propia ni ofrezcan información sobre ellos mismos ni sobre sus objetivos

Dos meses después de la presentación del contrato comienza el calvario. Resulta que Valencia Experience todavía no ha hecho efectiva ninguna cantidad al club, y esto provoca inquietud en un club que ve como una deuda astronómica ahoga un proyecto social y deportivo.

Habrá que ver cómo evoluciona la situación, y si los gestores del Valencia logran llegar a un acuerdo aceptable, dada su posición de fuerza en esta situación.

Algo parecido sucede en La Coruña, donde el Depor se ha quedado sin esponsor de hoy para mañana, tras el inicio del concurso de acreedores por parte de Martinsa-Fadesa.